la mafia no descansa

Mami, ¿50 soles es mucha plata?

Publicado: 2011-04-28

Cuando era niño, era difícil para mí saber cuánto valía el dinero, por eso usualmente lo comparaba con cuantos caramelos podía comprar. Chistoso, sí. Lógico, también. Porque imagínense responder la pregunta: ¿50 soles es mucha plata o poca plata?, es difícil decirlo ¿no?. Y claro, porque la respuesta es relativa. Por eso para saber que tan cara es una cosa es necesario compararla con algo.

Bueno, entonces porque no utilizamos esta lógica para la coyuntura actual. Para saber si el programa social Pensión 65 (¿no sabes que es? entonces date un salto por Mildemonios aquí y aquí) tiene un alto costo, es necesario compararlo con algo. Que tal si lo comparamos con el presupuesto de todo lo que se conoce como protección social, donde se incluye el presupuesto de varios programas sociales. ¿Si?, sigo entonces.

Pero antes de ello, primero tengo que costear el programa. Sé que algunos ya lo hicieron (Pedro Francke, Eduardo Morón), pero quiero quitarme la espina y hacer mi propio cálculo. ¿Se puede? ok. Para esto, antes de comenzar con las +, -, x, ÷, creo que es importante hacer algunas salvedades.

Salvedad 1: este es solo un ejercicio (ustedes también pueden hacer el suyo). De aquí no pretendo sacar un teorema o un axioma. Tranquilos nomas, que con esto no me alcanza para el Nobel de Economía.

Salvedad 2: el objetivo no es afirmar que no se debe contar con una intervención que cubra la necesidad de pensiones de las personas adultas mayores. Sino ver si esta propuesta es muy cara o no.

Salvedad 3: recordar las dos salvedades anteriores.

Ahora sí. Para estar claro, primero la formula para obtener el costo:

CT = P*B+GA+SF

CT: Costo total del programa

P: Pensión anual

B: Beneficiarios

GA: Gasto Administrativo

SF: Sistema de Focalización

Segundo. La descripción y el cálculo para cada variable:

Pensión anual

La pensión que se plantea es de S/. 250 mensuales, por 12, S/. 3000 anuales. Esta está fácil.

Beneficiarios

De acuerdo al Censo 2007 del INEI, obtuve el número de personas por edad. El rango de edad que tomaré será de 60 a 90 años. Te equivocaste, es 65 años dirán. Nolas. Recuerden dos cosas: el Censo fue el 2007 y las personas con el tiempo cumplen años ¿no?. Entonces los que tuvieron 60 en el 2007 tendrán en el 2012 (cuando realmente se implemente el programa), 65 años.

Entonces el número de personas entre 60-90 años es de, tan tan tan tan: 2,445,047. Pero de estas personas, tomando el supuesto de Francke (aunque creo que debería ser menos), el 25% ya tiene una pensión. Por lo tanto, el número final de beneficiarios es de 1,833,785.

Gasto administrativo

Creo que decir que el programa solo tendrá 1 o 2% de gasto administrativo, es minizar la envergadura (irresponsabilidad) del programa. Va a atender a nivel Nacional. Ademas debería tomarse en cuenta también el costo operativo, es decir todo el costo en el que se incurre al operar el programa. En este caso: visitas de seguimiento, acciones de difusión, seguimiento y evaluación, costo de servicios de pagaduría, entre otros. Este costo tambien lo incluimos en esta variable.

Para determinar un porcentaje, tomaré como referencia al programa de transferencia condicionadas de México, Progresa. ¿Por qué?, porque es un programa pionero a nivel mundial, con varios años de vida y ademas tiene cobertura importante. Y ¿a cuánto asciende su costo administrativo? a 6%. Entonces, creo que el porcentaje por lo menos podría ser de 5%.

Sistema de focalización.

Como se ha dicho: "no se va a intervenir a todos las personas mayores de 65 años. Sino solo a aquellos que no tengan pensión". Es decir se va a pretender focalizar. Siguiendo la metodología planteada por el programa Gratitud, esta focalización se podría y debería realizarse a través del SISFOH.

Sin embargo, este sistema no tiene una cobertura en el 100% del ámbito urbano, se encuentra en un 33% en Lima Metropolitana y en 41% de 375 distritos de principales ciudades (estos datos precisos no se encuentran en la página web, lo tengo yo de una presentación, pero allí si se puede ver que las ciudades que cubren son pocas). Por lo cual, es necesario primero hacer una ampliación del SISFOH, cuyos costos ya fueron calculados por ellos mismos. La alternativa de ampliación es entrar en 249 municipalidades en las 30 ciudades principales para completar el 100% (incluyendo Lima Metropolitana). El costo estimado es de S/. 11,755,300.

Sin embargo, hay otra cosita que se olvida. En la encuesta del SISFOH no existe ninguna pregunta que nos diga si una persona recibe una pensión o no. Y colocar una pregunta en una encuesta, sí que cuesta (con rima) y esto no lo considero.

En resumen: El costo total del programa es de S/. 5,788,178,838

CT = P*B+GA+SF

Entonces creo que decir que este monto es poco, me parece ingenuo. Pero ahora dirán, el Perú ha crecido y ahora tiene plata, así que sobrado. Pero como bien dice Francke:

La opción de recortar otra parte del presupuesto siempre es posible, pero suele ser bastante difícil, porque en el Perú la educación requiere más, la salud requiere más, el transporte requiere más, la seguridad social requiere más, TODO requiere mas. (lo negrita es adición mía).

Claro, queremos financiar el programa (que recordemos cuesta un montonón) pero ¿de donde sacamos el dinero: se lo quitamos a la educación, a la policía, a los médicos, al cuidado del medio ambiente? Ustedes escojan.

Sin embargo, la otra opción es incrementar la presión tributaria, como también menciona Francke: actualmente es de 14 y 15% del PBI, pero se plantea conforme a las metas del Acuerdo Nacional subirlo a 18%. Entonces:

Entonces, un solo programa social (Pensión 65) costaría la mitad de TODO lo nuevo recaudado para TODO lo que se quiere financiar. Y a su vez costaría el doble de lo que ahora cuestan TODOS los grandes programas sociales. Y con grandes me refiero al presupuesto.

Si lo comparamos así, entonces queda claro que el programa ¡Sí cuesta caro! Pero si no te parece, puedes convertir el monto en soles a caramelos. Tal vez así, si quede claro que Pensión 65, sale caro.


Escrito por

ComoeslaNuez

Economista con experiencia en gestión pública.


Publicado en