la mafia no descansa

Sal solcito

Al día siguiente...

Publicado: 2011-06-07

Llego a la oficina, entro a la página de El Comercio y lo primero que leo es que la bolsa se cayó. Pasan unas horas y cierran la bolsa. Luego de media hora la vuelven a abrir y vuelve a caer. Pasan unos minutos y la cierran de nuevo. ¿Cómo se llama la película? Incertidumbre.

Así es, las personas, repito las personas y las empresas se encuentran en la incertidumbre, a la espera de las próximas medidas (sumamente importantes) que pueda tomar el nuevo presidente Ollanta Humala. Y como nos damos cuenta de eso, por las señales que brinda el mercado cuales han sido esas señales:

Caída de la bolsa: BVL

BVL registró la peor caída de su historia: cerró con retroceso de 12,51% (El Comercio)

Caída de la moneda nacional: Nuevo Sol (S/.)

Sol peruano cae 1,16% tras triunfo electoral de Ollanta Humala (El Comercio)

Y aquí, como bien nos dice Mildemonios, no es que “espera y verás que esos temores están infundados” o como he leído en alguno de los comentarios de El Comercio “esto lo crean los grandes especuladores. Ellos son los que ganan, no le echen culpa a Ollanta”. No amigo anti-empresa, no es que los inversionistas (léase personas y empresas) se levanten por la mañana, se tomen su café y digan: bueno hoy quiero jugar con mi plata, no importa si gano o pierdo, solo quiero especular. La gente no sale a perder su inversión (sería irracional tener ese pensamiento), por eso es que algunos decidieron, y creo que de manera justificada, vender lo que tenían y esperar ha que la incertidumbre pase. Pero siempre es fácil decir no tengan miedo, no vendan, cuando no es tu dinero el que está en juego.

Ahora, lo que necesitaría (léase sugerencia) hacer el nuevo presidente es presentar señales que den tranquilidad. ¿Por qué? porque "la confianza de las empresas en la economía es un elemento clave para el desarrollo". Por lo cual es importante no solo para los inversionistas sino para todos. Sin embargo, me parece difícil que pueda lograrlo, porque como menciona Araoz ya han presentado señales que dicen lo contrario.

Por otro lado, lo que no debería de ninguna forma hacer, porque sería un error garrafal, es querer cambiar este comportamiento natural con una norma. Por dos cosas. 1. Porque finalmente no es su dinero. y 2. Recordar:

"La confianza no se impone, sino se gana" (Yo)

Entonces qué es lo que puede hacer el presidente electo. Como ya han dicho muchos: sería bueno nombrar lo antes posible al Ministro de Economía y Primer Ministro.

PPK: “Al ministro de Economía hay que nombrarlo cuanto antes” (La República)

Pedro Tuesta: “Si el presidente electo no define un equipo económico que calme al mercado, la caída puede ser prolongada” (CNN).

Humberto Speziani: “Debe nombrar lo antes posible a su ministro de Economía y, si es posible ratificar a Julio Velarde en la presidencia del BCR” (La Primera)

Así podríamos seguir listando. Y esto nos muestra dos cosas. 1 como ya dijimos antes: existe desconfianza. Y 2, a su vez existe mucha expectativa. ¿Expectativa? Claro, porque ahora lo que esperan todos es que el nuevo Ministro sea un capo, un bravo, un iluminado.

Y esto no necesariamente podría suceder, por dos cosas (también). 1 debe existir presión de algunas personas dentro de su partido por nombrar a alguien que tenga las ideas originales (primer plan). Es lógico. Y 2, no sé si alguien como Luis Carranza o algún economista de prestigio internacional, quiera asumir el cargo. Porque va a ser muy difícil cumplir con todas las promesas generadas y como dije en un post anterior, puede existir incompatibilidad conceptual y de modelos entre el candidato a Ministro y el Presidente, con lo cual declinaría a aceptar el cargo.

Entonces, no es de locos ni de terroristas económicos, pensar ¿qué pasaría si no se nombra al Ministro que la gente espera? ¿Se imaginan? Sería realmente muy difícil.


Escrito por

ComoeslaNuez

Economista con experiencia en gestión pública.


Publicado en